EL INCREMENTO DE LAS TARIFAS DE PROPIEDAD INTELECTUAL

P. INTELECTUAL 18La nueva regulación sobre Propiedad Intelectual, obliga a las Entidades de Gestión a establecer nuevas tarifas que determinen el importe a abonar por los usuarios por el uso de los derechos que representan.

Todas las Entidades de Gestión han presentado ante el Ministerio sus nuevas tarifas. Existen algunas cuyos incrementos respecto a las que venían percibiendo son altamente escandalosos. En algún caso concreto el incremento alcanza el ochocientos por cien.

Tras la presentación la Sección Primera de la Comisión de Propiedad Intelectual dependiente de la Secretaría de Estado de Cultura del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha emitido un informe sobre las mismas.

Entre las conclusiones finales de dicho informe debe destacarse:

“Por otro lado, no debe olvidarse que, sin perjuicio de la aplicación de la nueva normativa tarifaria, el valor económico de la explotación de los derechos por parte de los usuarios en sus respectivas actividades económicas no debiera sufrir alteraciones fundamentales exclusivamente por dicho cambio normativo, toda vez que los criterios sustentadores del citado valor económico estaban ya consolidados jurisprudencialmente con anterioridad a la reforma legal.”

Los incrementos más significativos se encuentran, sobre todo, en las Entidades que han cambiado el sistema tarifario.

El nuevo sistema tarifario establecido por algunas Entidades de Gestión, como es el caso de las nuevas tarifas de AGEDI-AIE, no solo realizan una interpretación “sui generis” de los criterios evaluadores, que establece la reforma, sino que incorporan nuevos criterios que nada tienen que ver con algunas actividades a las que se aplican y cuya única intención es incrementar el importe.

Concretamente AGEDI-AIE, en la Memoria Económica que acompaña a sus tarifas señalan: “Las posibles diferencias resultantes (con las tarifas preexistentes) derivan, en esencia, de la adaptación a los requisitos de la O.M. sobre la base de criterios objetivos y contratables de los mercados respectivos en que opera cada usuario.”

Si a eso añadimos que unas líneas antes ha declarado que: Dicha extrapolación se basa en métodos estimativos sobre preferencia declarada. Siendo la preferencia declarada obtenida por medio de encuestas sin posible control externo, viene a resultar que el incremento excesivo resultante es por la inconsistente interpretación de los criterios establecidos y los incomprensibles nuevos criterios incorporados.

No se puede basar los incrementos excesivos por la simple aplicación de los criterios y menos si no se aplican de forma justa, objetiva y equilibrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.